Salón-comedor según su forma

 

 

Cuadrar la distribución de todos los elementos en el espacio disponible, sea el aspecto fundamenta. Hemos de recordar que esta estancia integra dos en una, por lo que el equilibrio entre estas dos partes debe amoldarse a los metros, la disposición de los mismos y la coherencia estética de todo el conjunto de la vivienda.

Para conseguir esta integración, hay distintos tipos de distribuciones que te permitirán amueblar tu estancia acorde a las características de tu habitación, muebles y tus gustos decorativos. Estas son propuestas modelo que os orientarán para encontrar la mejor manera de rentabilizar los metros disponibles.

Hoy os vamos a hablar de las cuatro principales: El salón cuadrado, el salón rectangular, el salón en L y el salón irregular

salon-comedor-creaciones-ss.

Salón Cuadrado

El salón se colocaría en una esquina en forma de L,  y en el extremo contrario el comedor, quedando de esta manera la forma cuadrada. No obstante, en caso de que la entrada esté en medio del salón, puedes optar por poner la zona de estar y el comedor en paralelo, quedando también esta forma cuadrada sin que la puerta rompa la armonía.

Salón Rectangular

Esta distribución es ideal para los espacios con longitud considerable y con una buena entrada de luz. Se trataría de ubicar el comedor y la zona de estar en los extremos, colocando  los sofás enfrentados en su zona.

rectangular

Salón Irregular

La mejor opción es colocar el salón en la zona más alargada y el comedor en el espacio restante. Viene muy bien cuando la estancia tiene formas más poliédricas y las opciones cuadradas o rectangulares son difíciles de amoldar en el espacio.

Salón en L

En este caso habría que distribuir los sofás en una esquina, adosados a las paredes, y con el comedor en el extremo libre. De esta manera ambas zonas aportarían una gran sensación de unidad

salon L

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *